domingo, 22 de febrero de 2009

Piratería Sionista en el Mar Rojo

Piratería en el Mar Rojo:
¿ESTÁ ISRAEL DETRÁS DE LOS ACTOS DE PIRATERÍA?


Por Trinity.

Extracto de un artículo publicado en Trinity a Tierra, el 30 de Noviembre del 2008.



En un artículo publicado en Oriente Medio Online Habib Trabelsi pone de manifiesto la cada vez más clara voz que suena en el mundo árabe según la cual el estado sionista de Israel es quien está detrás del auge de la piratería marítima en Somalia.

Si la cadena de atentados de Bombay en la India apuntan al Mossad y el gobierno sionista de Israel, el conflicto de la piratería en aguas somalíes lleva la misma marca.

Muchos columnistas y analistas en el mundo árabe están acusando directamente a Israel de esponsorizar los actos de piratería que están multiplicando en aguas somalíes. Muchas voces hablan de los miedos de que se internacionalice la seguridad del Mar Rojo con el papel de Israel como decisivo y protagonista.

El 25 de noviembre Al-Meshal Sabhan escribió una columna en The Saudi Daily Al-Iqtissadia sobre lo que estaba ocurriendo en el cuerno de África, algo más que casos aislados de piratería. «Estos actos buscan la internacionalización del Mar Rojo, donde el estado enemigo Israel sería un elemento crucial». ¿Quién tiene un interés en dicha internacionalización? se preguntan los analistas, haciéndose eco de la otra noticia según la cual la empresa danesa AP Moller-Maersk, el operador naviero más importante y grande del mundo dejará de llevar su enorme flota mercante al canal de Suez para tomar desde ahora la ruta vía Cabo de Buena Esperanza por los excesos de la piratería en Somalia.

Los árabes están discutiendo muy seriamente sobre este problema que ya está ocasionado pérdidas de miles de millones de dólares al evitar cada vez más barcos mercantes el paso a través del Canal de Suez.


EL SIRIUS STAR

¿Quién tiene un interés en poner presión sobre Egipto al alejar la marina mercante del canal de Suez haciendo perder a Egipto unos ingresos diarios de 15 millones de dólares? ¿Quién está detrás de los actos de piratería? se preguntan los analistas.

Escribe en su editorial el Dr. Hashem Abdou Hashem en Al-Riyadh «Estos actos repetidos de piratería son premeditados. Están apoyados por un estado u organización, o en todo caso por una parte, que busca crear tensión, preocupación e inestabilidad en el Mar Rojo para lograr sus intereses estratégicos».

Según el autor del articulo «esta parte está buscando convencer a la comunidad internacional de que monitorice el mar con el pretexto de asegurar la seguridad de la navegación, el suministro energético y prevenir el tráfico de armas a las regiones problemáticas», teniendo en el punto de mira sobretodo a la milicia islamista «Shebab» que es la que controla buena parte de Somalia.

Aún más explícitamente, otro articulista, Jalal Aref escribe que los países que están en la frontera del Mar Rojo se enfrentan con cuatro peligros; la internacionalización de la seguridad del mar Rojo con el pretexto de la lucha contra la piratería, la codicia de Israel al buscar jugar un papel principal en el Mar Rojo, el robo del petróleo árabe por medio de la piratería sin contar con la huida de la navegación por el canal de Suez.

El diario Al-Iqtissadiya se preguntaba en su editorial del lunes, «cómo es posible que los piratas tengan medios de defensa tales como mísiles guiados por satélites, ordenadores y equipamiento de navegación avanzada» añadiendo «esto significa que algunos países cierran un ojo a estos actos de piratería por razones estratégicas y políticas y económicas», señalando además que el «mar rojo es el único lugar del mar en el mundo dominado por árabes, y debe seguir siendo así».

Otro experto saudí, Amin Sa'ati, demostraba en un articulo que «la seguridad de Arabia Saudi y la del Mar Rojo son inseparables... ya que el 30% del petróleo global, incluyendo el saudí y el de otros estados del golfo, pasan por el Mar Rojo, la mayor parte de nuestra aguas desalinadas viene del Mar Rojo, nuestras importaciones y exportaciones pasan por el Mar Rojo»; el artículo añade: «el Mar Rojo es nuestro pulmón, el reino debe organizar una reunión de países que bordean al mar para desarrollar mecanismos de cooperación estratégica, pero parece que fuerzas externas no quieren la estabilidad de la región. Israel parece el obstáculo principal a tal cooperación». Además de Arabia Saudí, los otros países que bordean el Mar Rojo son Yemen, Egipto, Jordania, Sudan, Djibouti, Eritrea, Somalia e Israel.

El Mar Rojo es compartido por Arabia Saudí,Yemen, Egipto, Jordania, Sudan, Djibouti, Eritrea, Somalia e Israel

El pasado octubre el presidente Yemeni Ali Abdallah Saleh hizo un llamamiento a todos los países árabes vecinos del Mar Rojo a sumir su responsabilidad para que no sea posible implantar pretextos para la internacionalización de la seguridad en esta agua.

Esto lo dijo después de la decisión de la OTAN para fortalecer su presencia militar en el Océano Indico contra la piratería de Somalia en coordinación con la Unión Europea. España ocupa un lugar destacado en esta estrategia y, por ejemplo, enviará a esas aguas un barco militar español en el 2009 y el 8 de diciembre del 2008 la Unión Europea enviará una misión militar a esas aguas para «controlar la piratería».

España y Francia, por otra parte, han firmado un acuerdo para luchar juntos contra la piratería en Somalia. España tiene allí desplegado un contingente de unos 100 militares con un avión de vigilancia y Francia unos 3.000 militares, con dos fragatas y varios aviones.

Actualmente la Unión Europea está diseñando una misión para proteger a los barcos de la piratería en las aguas cercanas a Somalia, que contará, previsiblemente, con entre cuatro y seis buques y con varias unidades aéreas.

La operación, que se encuentra en fase de preparación con el objetivo de ser desplegada a principios de diciembre, involucraría así a unos 1.000 efectivos.

Sobre este conflicto, los medios de comunicación españoles nos ahorran estos detalles y prefieren mostrarnos la cara humana de la noticia repitiendo una y otra vez que un pobre fotógrafo español ha sido secuestrado en la región para pedir rescate.

Así, a medida que nuestra indignación de ciudadanos va en aumento ellos se preparan para ofrecernos la solución, siguiendo la consabida Acción-Reacción-Solución, el esquema nuestro de cada día para la prefabricación de conflictos irreales —con muertos reales— y soluciones traídas de los pelos, que de otro modo no podrían venderse a la opinión pública.

La prensa saudita se hace eco de la opinión de muchos periodistas árabes y analistas, egipcios incluidos que alertan contra «los objetivos de Israel de jugar un lugar destacado el Mar Rojo» y contra el control de la Unión Europea de este mar estratégico para los intereses árabes.

Sitios Web hablan del interés y plan diabólico israelí de transformar el Mar Rojo en un «lago judío».

Voces como la del Sheik al, llaman a los mujayidines en Somalia a «eliminar los piratas cuyos actos irresponsables serán explotados por hackers occidentales en el beneficio de los planes sionistas diabólicos con el objeto de abortar el proyecto Islámico en Somalia».

La agencia de noticias Fox publicaba hace unos días que la Unión Africana había solicitado que, con carácter de urgencia, la Unión Europea enviara «pacificadores» a Somalia. Si hacéis memoria, todas las anteriores campañas «pacificadoras» en Somalia se saldaron con miles de muertos. La Unión Europea salió de allí en 1995 después de dos años de campaña «pacificadora» que no hizo más que avivar el conflicto. Todas las anteriores misiones «de paz» en Somalia fracasaron estrepitosamente.

La segunda misión de Naciones Unidas en Somalia – conocida como UNSCOM II, 1993-1995 llegó a contar con 28.000 cascos azules. Tampoco lograron sus objetivos los casi 30.000 soldados enviados por George Bush padre, pero la memoria histórica es corta y el plan de llevar «pacificadores» a Somalia, al parecer, sigue siendo válido.

La «guerra contra el terror» en Somalia ya viene de largo y comenzó con Bush padre y se reactivo tras los atentados del 11 de Septiembre bajo el pretexto de la lucha contra Al-Qaeda cuya relación con Somalia quedó probadamente falsa. De manera que los diabólicos guionistas de la guerra contra la humanidad han tenido que inventar alguna otra cosa, esta vez para dominar no sólo territorio Somalí, sino para tener una permanente o al menos indefinida presencia en el mar que rodea el Cuerno de África.

La marina de Estados Unidos ha declarado que esta vez se abstiene de participar en el conflicto somalí —al menos, por el momento— porque, dicen, «no pueden estar en todas partes» y por ello no ha intervenido en el conflicto del carguero de petróleo saudita, el Sirius Star, capturado por piratas.

La compañía norteamericana Blackwater pretende desplegar sus mercenarios en el Mar Rojo.

Sin embargo, a falta de la marina, la empresa americana de seguridad, Blackwater está planeando hacer caja en este asunto enviando una flotilla de buques de guerra para prestar servicio de «defensa y seguridad» a las empresas de marina mercante.

La empresa americana Blackwater, que ha ganado mucha notoriedad asesinando a civiles en Irak, ya ha equipado un buque, el McArthur, para enviar a la región, que transportará a 40 guardias armados y una plataforma para helicópteros de ataque. El próximo año 2009 se le unirán varios buques para la misma campaña. Antes se les llamaba «mercenarios»; ahora «empresas de seguridad» pero su función es exactamente la misma.

Artículo completo:
http://trinityatierra.wordpress.com/2008/11/30/pirateria-en-el-mar-rojo-¿esta-israel-detras-de-los-atentados/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada